El genio del mal es matemático

Seguro que todos conocéis a Sherlock Holmes, el primer detective asesor del mundo (consulting detective) nacido de la mente de Sir Arthur Conan Doyle pero aparentemente inspirado en Joseph Bell, profesor de medicina de Conan Doyle, quien, por cierto, usó los principios deductivos popularizados por Holmes en aras de la ciencia forense, tan de moda hoy en día por series como CSI.

19b7lwqq17c4njpg

Sherlock Holmes y James Moriarty peleando a vida o muerte en las cataratas de Reichenbach (Suiza). Ilustración de Sidney Paget.

Lo que quizá no sabéis muchos de vosotros es el nombre de su archienemigo, ni mucho menos su ocupación profesional. Pues bien, la némesis del gran investigador era James Moriarty y su ocupación… ¡la de profesor de matemáticas! Y no uno cualquiera, sino uno excelente.

Si queréis saber algo más sobre el temible profesor Moriarty podéis acudir a esta entrada de la matemática y divulgadora científica Marta Macho Stadler en el blog ZTF.

Os animo a leer cualquiera de las aventuras del genial detective británico, pero os propongo en especial que leáis El constructor de Norwood, una historia donde las matemáticas tienen un papel pequeño pero decisivo en la resolución del caso.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1º ESO B, 3º ESO, IES Mediterráneo, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.